#NOMEQUEDOOFFLINE
Una iniciativa de Chilena Consolidada para que te hagas parte de la vida digital de tus hijos.
No te quedes afuera y aprende todo lo que tienes que saber para que tus niños estén seguros en la red.

BLOG

Vida Digital Balanceada: Cómo controlar el uso de mi smartphone

Hoy existen visiones extremas sobre el uso de la tecnología en nuestro diario vivir: por una parte escuchamos que es la gran solución a todos nuestros problemas, pero también escuchamos que está produciendo un impacto social muy negativo y que se deberían prohibir ¿Cuál es nuestra visión? Abogamos por una vida digital balanceada. Es decir, saber utilizarlas con fines productivos, comunicativos y sociales.

Por Daniel Halpern. PhD en Information and Communication Sciences. Profesor de la Facultad de Comunicaciones y del MBA en la Pontificia Universidad Católica de Chile, director del think tank TrenDigital y EducomLab.

Pero decirlo es más fácil que hacerlo. Muchas veces nos cuesta lograr este autocontrol, ¡y cuanto más les cuesta a nuestros hijos! Tal como lo afirma Tristan Harris – ingeniero informático, ex “filósofo” de productos en Google y fundador del Center of Human Technology – en la industria tecnológica hay cientos de personas trabajando para mantenernos pegados más y más tiempo a nuestros teléfonos. Las aplicaciones, Facebook, Netflix, YouTube o Instagram, entre otras, son diseñadas con este objetivo, y cuanto más los videojuegos. Y si una aplicación no lo logra, pierde frente a las demás. Así funciona.

¿Cuáles son los efectos negativos que esto trae? Vivimos distraídos, perdemos constantemente el tiempo en nuestro trabajo, no nos conectamos en profundidad con la persona que tenemos al frente, y en algunos casos incluso desarrollamos comportamientos adictivos. Lo vemos en restaurantes cuando ambos miembros de la pareja están constantemente chequeando el celular, o cuando nuestros hijos se despiertan a las 3am para jugar Fortnite con niños del otro lado del planeta.

Algunas recomendaciones para tomar el CONTROL

Controla y monitorea el tiempo que estás en tu celular. Hoy casi todos los sistemas operativos y aplicaciones ofrecen esta posibilidad. Al parecer incluso la industria está tomando conciencia de la importancia de un uso regulado por las personas. Otras aplicaciones muy útiles son RescueTime, Flipd, Moment Family, BreakFree y Dinner timer plus.

Ocupa escala de grises. Los llamativos colores de cada app logran “captar” nuestra atención y todo nos parece muchísimo más atractivo de lo que realmente es. Activa la configuración escala de grises (o blanco y negro) en tu teléfono y verás cómo inmediatamente pasas menos tiempo conectado.

Notificaciones en silencio.  Muchas de las notificaciones que recibes son automatizadas y te distraen de lo que estás haciendo. Configura tu celular para recibir solo notificaciones importantes  o de lo que te envía otra persona que necesita contactarte. Puedes incluso crear una lista VIP donde solo recibirás con sonido llamadas, mensajes y correos de las personas incluidas en la lista.

Ten el cargador fuera del dormitorio. Estudios muestran que los aparatos electrónicos nos distraen incluso cuando no los estamos ocupando. Es tentador ver el celular si nos despertamos a medianoche, o que sea lo último y primero que hacemos cada día. Intenta estar presente en el momento, ya sea con tu pareja o simplemente para tener un sueño de calidad.

Realiza una lista para googlear después. ¿Cuantas veces en medio de una conversación te metes al celular por algo de lo que están hablando y terminas viendo todas las notificaciones que te aparecen? Sólo podrás tener conversaciones y relaciones profundas si estas 100% ahí en el momento. Deja para después cualquier otro dato que quieres saber y que no es relevante para la interacción de ese momento.

Ocupa otras apps para ayudarte a regular el uso del celular. Por extraño que suene, existen excelentes aplicaciones que nos permiten desde reducir la luz azul en las últimas horas del día hasta bloquear aplicaciones para no perder la concentración cuando estamos trabajando.

Limita lo que hay en la pantalla de inicio. Al tener sólo lo que realmente necesitas a diario en tu pantalla de inicio, como email, calendario, o mapa, podrás controlar mejor el tiempo que pasas en el celular. Si cada vez que lo ves aparecen todas las Apps vas a estar más tentado a jugar o pasar horas viendo fotos en una aplicación cuando en realidad deberías estar haciendo otra cosa.